mo puede incluirse la Intersexualidad en la agenda de los derechos civiles LGTB?

Classification: Library | Spanish


por Cheryl Chase


Discurso pronunciado en la Quinta Conferencia Anual de Orientación Sexual y la Ley (5th Annual Sexual Orientation and the Law Conference)


Traducción: Mauro Cabral y Javier Leimgruber


Esta es mi primera presentación frente a una audiencia legal. Yo estaba un poco preocupada sobre esto, por lo que llamé a Shannon Minter, un abogado del equipo del Centro Nacional por los derechos lésbicos, para pedirle algún consejo. "No te preocupes por eso", me dijo él. "Las intervenciones en una conferencia legal son mortalmente aburridas. Ellos van a estar electrizados al escucharte". Espero espero ser capaz de mantener su atención con mi presentación. Pienso que el trabajo que ISNA está haciendo es muy excitante. Solo para estar del lado seguro, voy a condimentar esto con algunas diapositivas y video.


Nosotros hemos escuchado un montón de intervenciones , en los paneles esta mañana, acerca de la DOMA (the Defense of Marriage Act/ Acta de Defensa del Matrimonio). Esta ley federal, y un número de leyes estatales modeladas sobre aquella, definen el matrimonio como una relación entre un hombre y una mujer. Ahora bien, la ley no define qué es un hombre, o qué es una mujer. Asume que esos términos son auto evidentes, y que todo ser humano puede ser claramente etiquetado como uno u otro.


Pero de hecho, este no es el caso. El proceso por el cual los cuerpos humanos desarrollan diferencias de sexo comienza antes del nacimiento, y es muy complicado. Envuelve un gran número de genes, órganos corporales, síntesis y transformación hormonales, y receptores hormonales. Hay muchos pasos, y hay variación en cada paso. Lo que significa es que hay mucha gente que nace con una anatomía sexual que mezcla caracteres de macho y hembra.


Entonces, ¿cómo es determinado el sexo, en la práctica? Por lo general, cuando un bebé nace, el equipo médico mira a los genitales del bebé y dice es un varón o es una nena, pero a vecas ellos dicen, con una voz queda "oh, mierda". De hecho, eso ocurre en alrededor de un nacimiento sobre 2000, o cinco bebés cada día en los Estados Unidos solamente.


Cuando yo nací, en los últimos 50’, ellos dijeron "oh mierda". El equipo médico en la sala cayó en silencio. Ellos no podían decir a mi madre qué era lo que estaba mal, y no podían dejar que me viera. Cuando ella se puso histérica, la sedaron. Durante tres días, cada vez que ella despertaba, y pedía ver a su bebé, ellos la sedaron. Lo que ellos temían decirle era que no podían decir de qué sexo era yo. Mis genitales se veían entre femeninos y masculinos. Después de tres días, ellos decidieron considerarme un niño. Ellos dijeron a mis padres que yo era un niño lamentablemente deformado, con un pene muy pequeño, y con mi agujero para orinar detrás de mi pene en lugar de en la punta y con testículos sin descender y un escroto que estaba hendido en el medio. Mis padres me llamaron Charlie y me llevaron a casa. Cuando mis padres llamaron más tarde, los doctores no quisieron hablar con ellos.


Mis padres estaban preocupados, y avergonzados. Ellos no tenían ningún lugar a donde recurrir. Incluso no hablaron entre ellos acerca del tema. Porque mis genitales eran vergonzosos, no podían tener una niñera. ¿Qué pasaría si alguien más veía los genitales del bebé?


Cuando yo tenía un año y medio, mis padres encontraron su camino a un equipo diferente de doctores, quienes estaban especializados en tratar niños intersex. Estos doctores llegaron a la conclusión de que yo no era "realmente" un niño, sino más bien "realmente" una niña. Ellos decidieron que mi apéndice genital no era un pene lamentablemente pequeño, sino más bien un clítoris monstruosamente largo. Inmediatamente tomaron la decisión, de considerarme más bien una niña que un niño. Ellos cortaron mi clítoris entero. Ellos dijeron a mis padres de cambiar mi nombre a un nombre de niña, cambiar toda la ropa azul y vestirme de rosa, mudarnos a otra ciudad y no decir a nadie a dónde ellos habían ido. Y ellos aseguraron a mis padres que yo crecería para ser feliz, saludable, y heterosexual.


Yo crecí miserable, tímida, suicida, en soledad, social y sexualmente disfuncional. Y lesbiana.


(Una mujer dijo, "bueno, al menos hubo un consuelo en todo esto)


(La audiencia rió)


Yo traté de enterarme quién había removido mi clítoris y por qué. Los doctores a quienes pedí ayuda para obtener mi historia médica me mintieron y a propósito me obstruyeron el acceso a ella. Cuando finalmente obtuve parte de mis registros, a la edad de 22, yo leí el rótulo "hermafrodita", y yo aprendí que en realidad había nacido como un niño... un niño llamado Charlie -desde el nacimiento hasta los 18 meses. Yo me di cuenta de que todo el mundo en mi familia- mis padres, tías, tíos, abuelos, parten...., todo el mundo- había conspirado para mantenerme en la oscuridad. Yo me di cuenta de que cada vez que cualquiera de ellos me miraba, ellos debían estar pensando acerca de esa indecible historia de cambio de sexo, preguntándose quién y qué era yo.


Yo estuve tan desvastada por esto, tan abatida por la vergüenza, que no hablé de esto de nuevo hasta que tuve 35.


A la edad de 35 años, yo tuve un completo quiebre emocional. Mi proceso de salir de ese quiebre incluyó enfrentarme con el ser intersex y con haber sido sexualmente mutilada. Quise encontrar a otra gente como yo, o entender lo que me habían hecho. No había información disponible en ningún lugar excepto en los libros médicos. Los libros médicos no revelaban ni una pista de cómo se sentía la gente intersex, cómo eran sus vidas. Pero ahí había fotos. Déjenme mostrarles como se veían aquellas fotos:


(IZQUIERDA: se ve la diapositiva del primer libro médico. DERECHA: en blanco)


Las fotos eran horribles. Las personas intersex eran puestas desnudas contra tablas de medición, y con sus ojos ocultos. Eran presentados como monstruos sin cara.


Déjeme mostrarles una persona intersex real.


(IZQUIERDA: en blanco. DERECHA: diapositiva de ISNA)


Aquí hay cinco personas: Martha Coventry, David Vandertie, Kristi Bruce, Lara, y Max Beck, quienes han dado recién un panel de presentación de sus historia de via, sobre como ha sido para ellos vivir como personas intersex, y como la profesión médica y sus familias los han tratado. Mírenlos. ¿Por qué están sonriendo?. Alguno de ellos se han encontrado con otras personas intersex por primera vez. Estan felices, y no están avergonzados.


(IZQUIERDA: diapositiva médica, similar a la anterior) DERECHA: en blanco)


Esta es otra foto de un libro médico. Es de un libro contemporáneo, no uno viejo. Así es cómo los estudiantes de medicina y los doctores aprenden a pensar acerca de las personas intersex.


(IZQUIERDA: en blanco. DERECHA: Howard Devore y su perro.)


Esta diapositiva es de Howard Devore. Howard nació con genitales que se veían un poco como los míos. Los doctores decidieron hacerlo un hombre. Ellos creyeron que en orden de ser un hombre, él necesitaba, antes de todo, un pene correcto y orinar por la punta. Ellos le realizaron 16 cirugías mientrás él crecía. Hoy, su pene todavía no es correcto, y tampoco orina por la punta. Pero él es un psicoterapeuta, y un activista intersex. Y está muy contento de compartir una foto de él mismo con su ropa puesta, con una sonrisa en su cara, y sin los ojos cubiertos.


(IZQUIERDA: diapositiva médica, similar. DERECHA: en blanco)


Miren de nuevo. Así es cómo los médicos nos representan.


(IZQUIERDA: en blanco. DERECHA: Cheryl Chase y un caballo)


Acá estoy yo trabajando con un caballo.


(IZQUIERDA: diapositiva médica, similar. DERECHA: en blanco)

Esta es otra representación médica. ¿Para qué padre sería posible amar el bebé que muestra esta fotografía? Así es como piensan de nosotros los médicos.


(IZQUIERDA: en blanco. DERECHA: Diane Anger)


Aquí está Diane Anger. Ella nació con genitales ambiguos, y fue declarada y criada como varón. Fíjense que ella nos dio una foto de ella con sus animales. Alice Dreger solicitó estas fotos para un libro que incluirá escritos de estas personas intersex. Ella se dio cuenta de que mucha gente suplía fotos de ellos mismo con sus mascotas. Yo pienso que eso probablemente tenga alguna relación el punto en el cual la intervención médica ha dañado nuestra capacidad de intimar con otros seres humanos.


(IZQUIERDA: diapositiva médica.DERECHA: en blanco)


Aquí, una vez más, es como los doctores nos ven y retratan.


Nosotros tratamos de hablar con los médicos. Nosotros tratamos muy duro de conseguir que nos escuchen. Cuando nos dimos cuenta de que ellos estaban determinados a ignorarnos, adoptamos tácticas más confrontacionales.


(IZQUIERDA: en blanco. DERECHA: Max Beck)


Aquí está Max Beck, en una demostración pública en las afueras de la Academia Norteamericana de Pediatría, en Boston, 1995.


(IZQUIERDA: diapositiva médica. DERECHA: en blanco)


Esto es un monstruo patológico.


(IZQUIERDA: en blanco. DERECHA: grupo de manifestantes con pancartas donde se lee "Hermafroditas con carácter").


(La audiencia ríe apreciativamente)


Ustedes verán que estas personas, aun manifestando en frente de la Asociación Norteamericana de Pediatría, están llevando pancartas que los proclaman "Hermafroditas con carácter". La palabra hermafrodita es una que ha sido terriblemente hiriente para nosotros. También es engañosa, porque nadie nace con dos sets de genitales, uno masculino y otro femenino. Nos gustaría verla eliminada, particularmente del uso médico. Nosotros usamos la palabra intersex, en cambio, porque es mucho menos estigmatizante. Pero la palabra es usada por los doctores para referirse a nosotros. La usan en sus escritos médicos. Si nosotros buscamos información en libros de texto médicos, somos confrontados con esa palabra. Si obtenemos nuestros registros médicos, esta palabra está en todas partes. Entonces nosotros hemos decidido traer de vuelta esa palabra, aprovecharla, y aprovechándola, socavar su poder de herir.


Ahora yo quisiera mostrarles de nuevo cómo los doctores entienden el nacimiento de un niño intersex, y cómo experimentan las personas intersex en consecuencia la atención médica. Voy a mostrarles un clip corto, sólo de un minuto, de un video tape donde se entrena cirujanos en realizar cirugías de clítoris en niñas pequeñas.


No se preocupen, no voy a mostrarles la cirugía. Sólo voy a mostrales la introducción, donde el doctor explica que el tape es sobre enseñar a los cirujanos.


(Aparecen los créditos introductorios, y el comentario del doctor sobre la "Reconstrucción quirúrgica de genitales ambiguos en un infante femenino".


(la audiencia ríe ante lo extremadamente inapropiado de la música sobre los créditos, "Las Cuatro estaciones", de Vivaldi).


Doctor: Encontrar genitales ambiguos en un recién nacido es una emergencia médica y social. Las metas de la recontrucción quirúrgica son:


. Reducir el tamaño del clítoris.


. Apariencia cosméticamente normal


. Exteriorizar la vagina


La técnica usada depende del tamaño del clítoris y de la preferencia del cirujano.


Adviertan que él no mencionó sensación erótica ni función sexual.


Ahora yo quiero mostrar cómo experimentó Angela Moreno este tipo de cirugía (sin transcripción)


El modelo médico de tratamiento que ustedes han visto representa un entendimiento no hablado de lo que significa ser un hombre o ser una mujer. En esta definición no dicha, los hombres son personas que tienen penes y tratan de penetrar a las mujeres. Mujeres son personas que no tienen pene y que desean ser penetradas por los hombres.


¿Cómo podremos comprender a las personas que se desvían de esas normas culturales? ¿Quién debería tener el poder de definir, interpretar, y controlar a aquellos cuya anatomía sexual, identidad de género y orientación sexual no conforma? ¿Debería ser la Iglesia? ¿la Medicina? ¿La Ley?.


Ustedes, quienes están reunidos aquí hoy en esta Conferencia de Orientación Sexual y Ley, son parte de una lucha crecientemente exitosa para decir "esto soy yo". Yo tengo el derecho de auto definirme. Yo tengo el derecho a la autonomía corporal.


Yo tengo la certeza que ustedes están familiarizados con la historia del poder médico usado para oprimir personas cuya orientación sexual falla en conformar las normas sexuales. Los doctores han usado una variedad de violentas tecnologías sobre esta gente incluyendo encarcelación, castración, lobotomía, electro shock, remoción quirúrgica del clítoris, cauterización del clítoris, hormonas, shock de insulina, terapia de aversión. Alguna de estas técnicas continuan hoy en uso, particularmente contra las minorías.


Lo que ha permanecido mucho más escondida es la violenta opresión médica de aquellos cuyos cuerpos fracasan en conformar las normas sexuales.


La intersexualidad es tan común, que es como si cada uno de usted en esta habitación hubiera encontrado a alguien quien es intersex, o tuviera una persona intersex entre sus parientes. Al menos una entre 2000 personas nace con una anatomía tan mezclada que incluso los expertos no pueden fácilmente rotularlos como niños o niñas. Al menos una cada 800 personas tiene otros cromosomas sexuales que XX=mujer/XY=hombre. La razón por la que ustedes no escuchan más acerca de esto es que la gente ha sido silenciada por la vergüenza.


Como ustedes vieron decir al doctor en el video sobre entrenamiento quirúrgico, hoy el nacimiento de un niño o niña intersex es tratado como una emergencia. Pero no porque el niño o niña esté enfermo o enferma. Es tratado como una emergencia porque los doctores asumen que es emocionalmente entristecedor para los padres, doctores y parientes. Muchas veces los padres están en efectos perturbados cuando su bebé nace intersex, pero nosotros creemos que la respuesta médica crea ansiedad, más que alivio. El dogma médico sostiene que al bebé debe asignársele un sexo y normalizarlo/a lo antes posible, usando verguenza, secretos, mentiras, y cirugías genitales, las cuales nosotros/as hemos experimentado como mutiladoras. Los doctores mienten a los padres y a las personas intersex.


Los doctores enseñan a los padres a mentir a sus parientes, vecinos y a sus niños y niñas intersex. Confrontados con genitales ambiguos -genitales que tienen una apariencia entre masculina y femenina- la política médica es "Cuando dudes, córtalo". Esto es, si un niño nace con un clítoris más largo que 3/8 pulgadas, los doctores lo quitan. Si un niño nace con un pene más pequeño que una pulgada, los doctores quitan su pene y testículos, y marcan el resultado como una niña, bajo la teoría de que, si se cortan las partes suficientes de un niño, lo que queda es una niña.


La comunidad médica, con unas pocas y raras excepciones, ha reaccionado hacia el surgimiento de una comunidad intersex verbal con indignación, que nosotros deberíamos abstenernos de decirles a ellos qué hacer. Ellos están seguros de que los doctores lo saben mejor.


Pero nosotros estamos convencidos de que somos los expertos en nuestras propias experiencias de vida. Nosotros somos apasionadoss acerca de esto, y estamos determinados a ganar.


Si las personas intersex son las beneficiarias de la atención médica, entonces por qué los doctores ignoran nuestras voces? Los doctores realizan cirugías sobre los niños y niñas intersex porque ellos creen que los sexos deben estar claramente marcados. Deben estar claramente marcados para que puedan ser acordados a status sociales y legales diferentes.


Los cuerpos intersex pueden ser violentamente normalizados, a cualquier costo para sus dueños- para que puedan encajar dentro de un sistema que discrimina basándose en el sexo. Así cómo la homosexualidad desafía normas de género, así la intersexualidad desafía normas anatómicas. Y la transexualidad desafía ambas. Los padres de los niños y niñas intersex se preocupan por si su hijo o hija será gay. Los doctores les prometen que la cirugía hará que sus hijos e hijas crezcan felices, saludables y heterosexuales. Hay dos disciplinas médicas que controlan a los niños y niñas intersex: la endocrinología pediátrica y la urología pediátrica. Hoy, esas dos disciplinas son golpeadas con controversias sobre intersexualidad, y hay una conferencia sobre este tema prácticamente cada mes.


Por ejemplo, el próximo mes la Academia Norteamericana de Pediatría tendrá una charla llamada "Todavía ambiguos después de todos estos años". El mes siguente, cirujanos urológicos se reunirán en Texas para "Reasignación de sexo pediátrica: un repaso crítico". Sin embargo, las personas intersex no están presentes ni son bienvenidas en estas conferencias. Unos pocos doctores de estos campos se han vuelto disidentes, y ellos nos cuentan que es lo que sus colegas estan diciendo. Algunos de esos doctores dicen que ellos se han convecido de que el tratamiento médico de los niños intersex está motivado por la homofobia. Cuando los doctores prometen a los padres que la cirugía hará a su niño o niña "normal", ellos quieren decir heterosexual.


Más tarde hoy, el abogado Hale Hawbecker discutirá el potencial para reforzar las prohibiciones estatales y federales contra doctores quiences practican cliderectomías en infantes intersex -creca de 2000 por año. Los doctores argumentan que estas no son cliderectomías, porque su intento es normalizar, no dañar al infante. Pero tampoco los padres en Africa intentan dañar sus niñas. Pero nuestra experiencia del daño de la cirugía de clítoris es similar a las de las mujeres africanas. Las cirugías de clítoris, realizadas con una tecnología preindustrial en Africa, o con una técnica estéril en un centro médico terciario en los Estados Unidos, tiene un efecto altamente variable e impredecible sobre la función sexual.


La Suprema Corte de Colombia, en Sud América, esta en este momento considerando si las cirugías de clítoris sobre niños y niñas intersex son o no violaciones de principios fundamentales de derechos humanos. Sus carpetas contienen el abstract de una carta que la ISNA presentó ante la Corte.


¿Qué es lo que quiere el movimiento por los derechos gays? Nosotros estamos meramente reclamando por el derecho de tener sexo con personas que tienen los mismos genitales que nosotros? O estamos pidiendo por una brader protección contra la discriminación de sexo para cualquiera que viole las normas del sexo, bien con su anatomía, con su identidad, o con su orientación sexual?


El standard corriente de manejo médico de la intersexualidad está basado, simplemente, sobre un sentimiento de horror. Yo recuerdo haber sentido ese horror, me contó un doctor. El ahora propone escuchar a los adultos intersex.


Los doctores decidieron que mi género me volvía ilegible para cualquier tipo de pertenencia en la sociedad. Ellos dicen que, "sin cirugía normalizardora", los niños y niñas intersex no podrían ser amados por sus padres, ellos no sería aceptados por sus pares infantiles, no sería amados nunca por compañeros íntimos en su adultez. Los doctores miran al sexo de un niño o niña intersex y buscan un cuchillo. Podría haber un ejemplo más egregio de discriminación por sexo?


¿Qué dice la ley acerca de los intersexuales? La mayor parte, nada. La leay asume que todo el mundo es claramente hombre o mujer.


La naturaleza, no reglamentada como está, no coopera. Pero los doctores usan la cirugía para hacer que la Naturaleza encaje en esa visión del mundo.


Yo estoy en conocimiento de solo dos caso en la historia legal moderna los cuales tocan especificamente la intersexualidad. -ambos casos datan de los ‘70. En uno, la jefa de una mujer intersex descubrió su historia de cirugía y la despidió. La mujer demandó por discriminación sexual. La empleadora reclamó, por desestimación sumaria, que los intersexuales no estaban protegidos de la discriminación sexual. La Suprema Corte de Pennsilvania estuvo de acuerdo, concluyendo que los legisladores habían intentado proteger a los hombres de ser discriminados como hombres y a las mujeres de ser discriminadas como mujeres. La discriminación contra las personas intersex es entonces perfectamente legal, y el caso de la mujer fue sumariamente dejado de lado.


Hay otro aspecto de vida el cual, si bien no ha sido legislado, depende de las regulaciones que precluden de participar a las personas intersex. Estoy hablando de deportes a nivel nacional. Por ejemplo, Kristi Bruce es una joven mujer intersexual quien es voluntaria de ISNA. En la secundaria jugaba futbol, y era muy buena. Ella no se había dado cuenta entonces de que si intentaba jugar a nivel nacional, ella habría sido excluída por el test de sexo. Ella sabía que los doctores habían removido su clítoris, cuando ella era una niña, que era lesbiana, y que era inorgásmica. Nadie le dijo a ella que había nacido con cromosomas XY y que los doctores la habían asignado como mujer por que "es más fácil hacer una niña que un niño". El abogado Hale Hawbecker se dirigirá a ustedes más tarde. Los doctores quitaron los testículos de Hale cuando el era un niño, y hoy el se inyecta testosterona. Hale podría ser excluído de participar en deportes a nivel nacional porque testosterona es una sustancia prohibida.


¿Qué es lo que los estudiantes de leyes aprenden sobre intersexualidad? Yo no soy abogada, pero el abogado Shannon Minter me dijo que hay solamente dos escuelas de leyes tratando con la orientación sexual y la ley. Uno de estos textos, Rubenstein, no hace mención de la intersexualidad. El otro texto está escrito por Eskridge y Hunter, los dos conocidos activistas gays. ¿Pero qué es lo que ellos dicen sobre intersexualidad?. Asombrosamente, su texto de 1997 cita como autoridad un artículo de 1995 escrito por el investigado John Money.


Money es considerado por algunos como el villando de la historia de la mutilación genital intersex. El publicó un artículo en 1955 el cual forma las bases del dogma médico de que las personas intersex deben ser sujetas a cirugías genitales mutiladoras. Y ese es el artículo que ellos citan -con mucho detalle. Su texto, publicado en 1997, no presenta voces intersex. No hace mención a que personas intersex han estado luchando para terminar con el abuso médico. Usa la intersexualidad como un fenómeno interesante, uno del cual puede elucidarse el origen de la identidad de género y la orientación sexual. Como los investigadores sobre el sexo anteriores a ellos, Eskrige y Hunter no se preocupan por el bienestar de las personas intersex, sino por lo que las personas intersex pueden ser capaces de enseñarnos hacerca de los hombres y mujeres "reales".


Yo estoy aquí para pedirles que nos ayuden. Es crítico que lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros comprendan qué está pasando aquellos de nosotros que nacemos con cuerpos "raros" (queer). La literatura disponible es terriblemente incorrecta y engañosa. Nuestra lucha ha sido cubierta por el New York Times, la NBC y Newsweek. Porqué no podemos leer sobre ella en la prensa queer?


Nuestra causa ha sido adoptada por médicos que trabajan sobre ética. Aquí está el número actual del Jornal de Etica Clínica. Este es un número especial sobre el tratamiento médico de la intersexualidad. Cana artículo condena el tratamiento médico tradicional ¿Por qué está este número tan orientado hacia una única perspectiva?


La editora Alice Dreger contactó a un número de sostenedores del modelo tradicional y les pidió escribir un análisis ético. Todos los tradicionalistas contactados por Dreger ignoraron o rechazaron su pedido.


Considerando cuántos estudiantes de leyes hay en el país necesitando desesperadamente tópicos sobre los cuales escribir, es asombroso que ninguno haya pensado en escribir acerca de intersex. El estudiante Michael Mercer, de la Escuela de Leyes de Vermont, puede ser el primero. Si ustedes quisieran escribir sobre intersexualidad, hablen con la ISNA o con Hale Hawbecker. Nosotros podemos darles alguanas ideas de tópicos y ubicarlos en la literatura existente fuera del campo de la ley.


Hay una ley federal que prohibe la mutilación genital femenina, o clitorectomía. Nosotros creemos que la ley se aplica a las personas intersex. Pero nadie ha hecho el análisis legal para explicar eso a los cuerpos de gobierno.


Más tarde Hale Hawbecker les hablará sobre esa ley. Nosotros podemos usar su ayuda para hacer el análisis legal necesario para mover al gobierno federal o estatal a proteger los niños intersex contra la mutilación genital.